EL FUERTE DE JAISALMER, UN GIGANTE DORADO Y FRÁGIL

Imagen Tim Proffitt-White
El fuerte de Jaisalmer, llamado también Sonar Qila, una de las fortalezas más grandes del mundo, un gigante dorado desde lo alto de la colina de Trikuta mira con orgullo la ciudad que lleva su nombre.

Se encuentra ubicado en estado indio de Rajastán (noroeste de India) en medio del desierto del Thar y fue construido en 1156 dC por el gobernante de Bhati Rao Jaisal. Sus muros de fortificación, construidos con piedra arenisca amarilla sin ningún tipo de mortero, están reforzados por noventa y nueve bastiones y torres de esquina. Cinco enormes puertas la separan del resto del mundo y en su interior alberga, entre otras bellezas, palacios, templos jainistas e hinduistas y un gran número havelis o antiguas casonas cargadas de historia y talladas a capricho.

En su apogeo fue un paso obligado de la Ruta de la Seda, pero hoy son los turistas los que recorren sus calles cámara en mano, buscando la imagen típica de la India de turbantes y palacios. No es de extrañar que este sea uno de los lugares más frecuentados por quienes visitan el país, que además complementan su paseo con una inacabable oferta de restaurantes bazares y hoteles. 

Un elemento único de este fuerte es que se cree que es una de las pocas "fortalezas vivas" (quizás la única) que aún quedan, ya que en su interior residen unas 5000 personas, sin contar con los visitantes. Pero este elemento único que la hace tan especial también es su punto débil. Gran parte de este sitio está en riesgo de daños irreparables y afronta grandes desafíos. 

Cuando se construyó, el fuerte tenía un sistema de drenaje pero carecía de provisiones para el flujo de agua o la eliminación de aguas residuales. Hasta hace poco, los residentes obtenían agua de pozos ubicados dentro del fuerte. Sin embargo la modernas tuberías de canalización y el sistema de alcantarillado hacen que las fugas se filtren al suelo dañando gravemente los cimientos sobre los que se asienta. Esto ha provocado derrumbes en unas paredes del palacio y los muros exteriores. Por otro lado, la construcción descontrolada y la actividad sísmica son otras de las amenazas que enfrenta el gigante de Jaisalmer.

Organizaciones privadas como la estadounidense World Monuments Fund (WMF) o la británica Jaisalmer en Jeopardy están trabajando para la correcta restauración de las partes dañadas. Por su parte la Indian National Trust for Art and Cultural Heritage, estatus consultivo especial con el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas así como entidades comerciales ha recaudado fondos para estos trabajos. 

Sin embargo, aún es necesaria una acción conjunta que aúne los intereses ´privados y las obligaciones públicas para que el fuerte no pierda ni un ápice de su esplendor y siga siendo la estrella dorada de Jaisalmer.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones