LOS ÚLTIMOS LEONES ASIÁTICOS

Imagen Gaurika Wijeratne
El león asiático (Panthera leo persica) es una subespecie que separó de los leones africanos hace unos 100.000 años, la única que puede encontrarse actualmente fuera de África. Estos animales están altamente amenazados, apenas hay mil en todo el mundo, y hasta no hace mucho estuvieron al borde de la extinción.

Hubo un tiempo siglos atrás en el que el león era el rey de las llanuras y su imperio se extendía desde el Cáucaso hasta India, pasando por Oriente Medio. Había tantos ejemplares o más que tigres y su caza era un deporte popular de reyes y nobles. Su importancia era tal que cuatro de ellos aparecen en el Capitel de Ashoka de Sarnath simbolizando la propagación del Dharma. Hoy una representación de ese capitel es el actual emblema nacional de India, símbolo de paz y buena voluntad establecido el 26 de enero de 1950, cuando el país se convirtió en república.

Siglos de separación entre el león asiático y el africano han motivado algunas diferencias entre ellos. Los asiáticos son algo más pequeños que sus familiares africanos, con la melena de color claro algo menos prominente. También forman grupos familiares reducidos, aunque las técnicas de alimentación y reproducción son idénticas entre ellos.

La caza indiscriminada diezmó la población de leones en India, con los últimos avistamientos registrados cerca de Delhi en 1834, en Bihar en 1840 y en Rajasthan en 1870. Cuando en 1900 Gujarat sólo quedaban 12 ejemplares, el gobierno colonial británico entendió que el animal estaba abocado a la extinción si no se ponía remedio urgente a la situación. Así fue como el nawab de Junagadh declaró como reserva su coto privado de caza, un terreno de 5,600 km² alrededor del Bosque de Gir en Gujarat, donde se agrupaban los últimos leones. Sin embargo, la falta de atención a su cuidado y unas sequías posteriores no salvaron a la especie del acecho humano y el desastre. En 1913 sólo quedaban 20 leones en toda India.

Por suerte, el gobierno de India tomó medidas legales y adoptó prácticas para la recuperación de la especie. En 1948 prohibió totalmente la caza del león y declaró el Bosque de Gir como 'Santuario de Vida Silvestre de Sasan Gir' en 1965, siendo santuario la palabra que determina el parque natural destinado a la protección de especies salvajes en peligro de extinción. Gir es el único hábitat natural del león asiático en India que ha multiplicado por cuatro la población de leones en las últimas cinco décadas, con 475 ejemplares en la actualidad. Esta es su web www.girnationalpark.in/

En el parque también se puede contemplar los otros animales que conviven con el león, como chinkara, gacelas, sambar, leopardos, osos y cobras reales, por citar algunas. Además es uno de los destinos favoritos para de los ornitólogos para el estudio de las aves, con más de 300 especies diferentes, la mayoría residentes.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones