APRENDIZAJE EN LA TIERRA DE LOS MUCHOS DIOSES

Olivier Marlic
“He aprendido mucho de la tierra de muchos dioses y muchas formas de adorar. 

Del budismo, el poder de comenzar a manejar mi mente, del jainismo, el deseo de hacer las paces en todos los aspectos de la vida, mientras que el Islam me ha enseñado a desear la bondad y dejar de lado lo que no se puede controlar. 

Agradezco al judaísmo por enseñarme el poder de la trascendencia en los rituales y a los sufíes por afirmar mi capacidad de encontrar respuestas dentro y reconectarme con el poder de la música. 

A los parsis por enseñarme que la naturaleza debe ser tocada ligeramente, y a los sijs por la importancia de la fuerza espiritual ... 

Y, sobre todo, agradezco al hinduismo por mostrarme que hay millones de caminos hacia lo divino". Sarah Macdonald, del libro 'Holy Cow'.

Imagen 'sadhu-bot' del ilustrador Olivier Marlic

No hay comentarios:

Publicar un comentario