VERDE ESMERALDA


No hay cultura ni religión en la historia que no haya valorado la preciosa esmeralda como símbolo de belleza, poder y estatus. Los antiguos egipcios ya conocían estas piedras y las extraían de las minas de Sikait (hoy cerca de la frontera con el Sudán y el Mar Rojo) en un área también codiciada por los romanos, que la llamaban 'Smaragdus Mons' (Montañas de Esmeradas). Los Incas la usaban abundantemente en joyas y ceremonias religiosas y las culturas islámicas también emplearon la piedra preciosa para grabar versos del Corán. 

La valiosa piedra (también conocida como Panna Ratna en hindi y marakata en sánscrito), está compuesta de minerales como aluminio, berilo y cromo. Debe su delicado color verde oscuro a diferentes elementos químicos. Aunque este es su color primario, también se encuentra en colores secundarios como amarillo y azul. Un pulido con aceite mejora su brillo y apariencia.

La esmeralda se asocia al mes de mayo (el mes de los nacimientos) al planeta Mercurio y a los signos zodiacales de Virgo y Géminis. Se cree que la piedra atrae la afluencia positiva de este planeta y otorga el intelecto y la sabiduría de una persona, alejando de la mente todos los pensamientos negativos. Le dicen la "piedra de la sabiduría" porque aumenta la memoria, la capacidad de pensar, analizar e interpretar las situaciones y dar respuestas rápidas. Está relacionada con el chakra del corazón, razón por la cual muchos la usan para favorecer el amor y las emociones románticas. 

En el hinduismo, el dios Budha (nombre del planeta Mercurio) es el hijo del dios Chandra (dios de la Luna) y de su esposa Tara o Rójini Su color es el verde y su piedra es la esmeralda, representado como un varón amable y elocuente con una tez ligeramente verdosa. Es el patrón de los comerciantes, que le rezan para que proteja las mercancías y los negocios, también los empleados del sector gubernamental y las empresas utilizan esta piedra para tener oportunidades en los ascensos y los negocios. Este dios hindú no debe confundirse con Buda (o Buddha), el asceta, filósofo y sabio nepalí en cuyas enseñanzas se fundó el budismo. 

El antiguo libro Garuda Purana ensalza los valores de esta piedra y recomienda su uso engastada en oro para hacer rituales a dioses y difuntos y para alejar enfermedades, especialmente las relacionadas con el veneno. También asegura que una piedra sin imperfecciones „posee la virtud mística de llevar la victoria a su portador, si está involucrado en una batalla con su adversario."

Para los Vedas, es la piedra de la buena suerte mientras que los Puranas recomiendan adorar un Siva Lingam hecho de esmeralda. Se cree que es altamente auspicioso cuando está hecho de esta piedra y que eliminará todas las desgracias y pecados, trayendo la prosperidad. Mejorará la salud, el aprendizaje y guiará con sabiduría al rey o al gobernante. Hay un gran número de ellos repartidos por templos de norte a sur de India así como ídolos tallados en esta piedra. Se dice que la imagen de la Diosa Meenakshi del templo Amman de Madurai (Tamil Nadu) está tallada en una sola esmeralda. 

La ciencia india del Ayurveda recoge el uso de gemas en la llamada terapia de curación Navratna (Nueve piedras preciosas), que incluye rubí, perla, esmeralda, zafiro, coral, topacio, diamante, ágata y ojo de gato. Supuestamente, un remedio hecho de pasta de polvo de esmeralda (generalmente combinado con miel) cura enfermedades físicas relacionadas con el envenenamiento, la intoxicación y los trastornos hepáticos.

Aunque Colombia es el productor de la mitad de esmeraldas del mundo seguida de Zambia, Brasil, y Estados Unidos, esta piedra se encuentra presente en muchos países más. Actualmente, India ocupa el quinto puesto de países productores y concentra su actividad en Ajmer (Rajastán) y en el estado de Orissa.

En la imagen, la actriz Sonam Kapoor posa con esmeraldas de la marca italiana Bulgari para Jannah High Jewellery Collection, con sari del diseñador Manish Malhotra. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones