EL CORREDOR DE KARTARPUR, UN PASO ABIERTO PARA PEREGRINOS ENTRE PAKISTÁN E INDIA

Imagen Umer Saud
En 1947, la salida de los británicos de India dejó atrás la llamada 'línea Radcliffe', una nueva frontera que dividió a India y Pakistán y que afectó a las provincias de Punyab y Bengala. La partición del territorio físico también separó familias y religiones y costó el desplazamiento de sus hogares de millones de personas. Mientras la mayoría de los musulmanes de esas áreas emigraron al lado pakistaní, los sijs e hindúes quedaron en el lado indio.

Kartarpur (que significa La Ciudad de Dios) es una localidad del lado pakistaní situada a tan solo 4.7 km. de la frontera india. La línea Radcliffe otorgó la orilla derecha del río Ravi, incluido Kartarpur, a Pakistán y la orilla izquierda de Ravi a la India.

Esta ciudad es de enorme importancia para los sijs ya que fue fundada por el primer gurú del sijismo, Gurú Nanak en el 1504 EC. En su honor se alza el santuario Gurdwara Darbar Sahib Kartarpur, construido en el sitio histórico donde el gurú se estableció y reunió a la comunidad sij después de años de viaje y donde pasó los últimos 18 años de su vida y murió, en 1539. Es un importante punto de peregrinación por ser uno de los lugares más venerados del sijismo. 

Durante décadas, los sijs indios que querían visitar el santuario debían obtener una visa y hacer un largo viaje en autobús de 125 km hasta Lahore, la capital de Pakistán. En 1999, los primeros ministros de ambos países, Atal Bihari Vajpayee y Nawaz Sharif, acordaron la creación de un acceso directo que conectara el santuario de Dera Baba Nanak Sahib en Gurdaspur, India, con el Gurdwara Darbar Sahib Kartarpur de Pakistán. Sin embargo, los avatares políticos y las frecuentes tensiones militares enfriaron un proyecto que a pesar de todo, nunca fue olvidado. 

Finalmente, en noviembre de 2018, India y Pakistán iniciaron las obras conjuntamente y las obras del ansiado paso concluyeron casi un año después, para el 550 aniversario del nacimiento de Gurú Nanak el 12 de noviembre de 2019. El primer ministro indio, Narendra Modi, y su homólogo paquistaní, Imran Khan, inauguraron el corredor a ambos lados de la frontera, conscientes de la importancia histórica de esta instalación en sus relaciones. 

Según los funcionarios, el corredor puede acomodar hasta 5,000 peregrinos por día y hasta 10,000 pueden visitar el Gurudwara diariamente. Esta visita es para ciudadanos indios y extranjeros y para llevarla a cabo solo necesitan autorización gubernamental del gobierno indio, sin visado. No deben salir del recinto ni puede pasar la noche en Pakistán. Animados por el éxito de este corredor, la comunidad sij pide una solución similar para otros santuarios sijs cercanos a Lahore, como el Gurdwara Rori Sahib y el Gurdwara Lahura Sahib, entre otros. 

En este enlace hay un vídeo en español de DW Documental que explica muy bien la situación previa y posterior del corredor y la experiencia de una familia de peregrinos que visita el santuario. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario