“MI DESEO DE UNIRME AL GANGES ...” (HISTORIA DEL TESTAMENTO Y CENIZAS DE NEHRU)

Imagen Juliana Luz
“Mi deseo de tener un puñado de mis cenizas arrojadas al Ganga en Allahabad no tiene ningún significado religioso …. (--) He estado unido a los ríos Ganga y Jamuna en Allahabad desde mi infancia y, a medida que crecí, este apego también creció. He visto cómo cambian sus estados de ánimo a medida que cambian las estaciones y, a menudo, he pensado en la historia, el mito, la tradición y la historia que se han unido a ellos a través de las largas edades y se han convertido en parte de sus aguas.
El Ganga es especialmente el río de la India, amado por su pueblo, en el que se entrelazan sus recuerdos raciales, sus esperanzas y temores, sus canciones de triunfo, sus victorias y sus derrotas.Ella ha sido un símbolo de la cultura y civilización de toda la India, siempre cambiante, siempre fluida, y sin embargo siempre la misma Ganga. Me recuerda los picos cubiertos de nieve y los valles profundos de los Himalayas, que tanto he amado, y las vastas y ricas planicies de abajo, donde mi vida y mi trabajo han sido echados.
Sonriente y bailando a la luz del sol de la mañana, y oscuro, sombrío y lleno de misterio cuando caen las sombras del atardecer; Una corriente estrecha, elegante y elegante en invierno y una gran cosa rugiente durante el monzón, de amplio pecho casi como el mar y con algo del poder del mar para destruir, el Ganga ha sido para mí un símbolo y una memoria del pasado de India, corriendo hacia el presente y fluyendo hacia el gran océano del futuro.”
Recordamos la figura del primer Primer Ministro de India Jawaharlal Nehru (1889- 1964) en el aniversario de su óbito, ocurrido tal día como hoy hace 56 años en Delhi, de un infarto. Nehru es considerado un padre de la nación, el arquitecto que dirigió el país naciente hacia el futuro imaginado por muchos revolucionarios de la lucha por la libertad india.

Este texto anterior es un extracto de su último testamento, escrito diez años antes de su muerte, disponible este enlace. Entre otras muchas cuestiones, el documento establece qué hacer con sus bienes personales y sus cenizas tras su muerte, pero es especialmente recomendable su lectura por la ternura con la que habla de su país y la forma en la que agradece al pueblo de India su respeto y cariño.

Sean hindúes o no, todos los indios aman el río Ganges (Ganga), para unos sagrado como una diosa mientras que para todos es el emblema nacional e histórico de unidad. Así también lo percibió Nehru y lo dejó reflejado en su obra literaria, extensa y reconocida, con títulos tan destacados como 'An Autobiography', 'Glimpses of World History' y 'The Discovery of India'.

Doce días después de su muerte, una parte de sus cenizas fueron dispersas en su amado Allahabad, en un lugar llamado Triveni Sangam (Confluencia de Tres Aguas) , donde convergen el Ganges, el Yamuna y el Saraswati. Su hija Indira Gandhi fue la encargada de la ceremonia. Cumpliendo también con su voluntad, el resto fueron transportadas en un avión y dispersas “sobre los campos donde trabajan los campesinos de la India, para que puedan mezclarse".

No hay comentarios:

Publicar un comentario