¿POR QUÉ KALI SACA LA LENGUA?

Imagen Akhila Katuri
Kali es una diosa insólita. Su iconografía la imagina como una mujer oscura o azul, vestida con pieles y collares de calaveras, su cabello está enmarañado. Sostiene un arma en una mano y la cabeza degollada de un hombre en la otra. Su aspecto es salvaje, preparada para el ataque. Además, tiene los ojos desencajados y saca la lengua entre dos colmillos. ¿Por qué esta diosa es así?

La mayoría de los dioses del hinduismo se representan de forma amable, en posturas serenas y todo es color y armonía a su alrededor. Hay algunos que son adorados en su forma más terrible como Narasimha, un avatar de Vishnu simbolizado como un hombre con cabeza de león destripando al demonio Hiranyakasipu, pero comparada con él, la figura de Kali es mucho más intrigante.

Cuenta la tradición que en una ocasión, los dioses Shiva, Vishnu y Brahma tuvieron una gran batalla con el demonio Raktabija (Rakta-sangre, bija-semilla). Era un ser indestructible ya que de cada gota de su sangre que caía al suelo nacía un nuevo demonio. Era inmune a los poderes de los hombres, sin embargo, no era inmune a los poderes de las diosas. 

La diosa Durga (avatar de Parvati) con su ejército tampoco pudo derrotarlo. Entonces surgió Kali, que apareció por el tercer ojo de Durga y le cortó la cabeza a Raktabija con una espada. Luego con su lengua se bebió toda su sangre, asegurándose de que ni una sola gota cayera al suelo para que nacieran nuevos demonios. 

Cegada por la ingesta de sangre y entregada a la violencia, Kali se hizo incontrolable. La fuerza de sus movimientos amenazaba con dañar el mundo, por lo que su esposo Shiva, el Dios de la Destrucción, se arrojó a sus pies para detenerla.

Ella lo pisó accidentalmente y se dice que fue entonces cuando sacó la lengua, entre el estupor y la vergüenza por dañar a su esposo sin reconocerlo. En ese momento despertó de su descontrol y volvió a entrar en su forma de poderosa calmada Durga.

Hay muchas interpretaciones para la 'llajjihva' o 'lengua colgando' de Kali, una diosa venerada como una madre protectora, pese a su aspecto feroz. 
Su lengua es un arma poderosa, se cree que con ella se lleva el mal y elimina todo lo que daña a sus devotos. Es la destructora de demonios (los pensamientos negativos) y también es un recordatorio para usar la lengua para hablar juiciosamente o para rezar. 

Kali es una de las diosas más incomprendidas del hinduismo, con un poderoso significado espiritual, simbólico detrás. No es la diosa del caos como algunos la ven, sino que representa la victoria completa de lo divino sobre toda muerte y destrucción. Los fieles le rezan para que les ayude a combatir los momentos bajos y oscuros y los guíe hasta la luz.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones