TIGRE CONTRA LEÓN

Imagen de Jason Armstrong
La prensa del año 1899 cuenta que en ese año, el Gaekwad o monarca de Baroda (hoy Vadodara, en Guyarat) organizó una pelea entre un león de Berbería llamado 'Atlas', de las montañas del Atlas entre Argelia y Marruecos, y un tigre de Bengala con fama de devorador de hombres de la región de Shimla, norte de India. El combate determinaría que el ganador, apuestas de por medio, recibiría el título de 'Rey de los Felinos' en el caso del tigre o 'Rey de las Bestias' si fuera el león, un título meramente diferenciador ya que ambos eran felinos.

La lucha entre animales feroces como espectáculo es una práctica muy antigua y con frecuencia implicaba el uso de perros de gran tamaño, leones, tigres y osos. Algunos diarios estadounidenses y británicos de la época, como el 'Gettysburg Compiler' y 'The Baltimore Sun' se hicieron eco de este combate de Vadodara, al que asistieron miles de personas.
Para el evento se preparó una arena de lidia circular de unos 15 mt. de radio, delimitada con troncos de madera y asientos para los espectadores y un sitio de honor para el monarca y autoridades. Los animales, que estaban en grandes jaulas, no habían sido alimentados para avivar la contienda. 

El tigre era un animal de más de tres metros de largo, ágil y fuerte. La gente decía de él que era el devorador de hombres más grande que habían visto nunca. Por su lado, Atlas también tenía un tamaño imponente, con una gran melena. Fue elegido por su origen africano por la creencia que los leones indios no eran rivales para los tigres de Bengala al ser algo más pequeños que los anteriores. El Gettysburg Compiler describe la escena "Si el tigre era la personificación de la fuerza elegante y la energía flexible, el león era la encarnación del poder masivo y el músculo adamantino". 

Como era de esperar, el combate fue terrible, intenso y a muerte. El tigre retrocedió varias veces para volver a atacar hasta que finalmente acabó con Atlas, que murió dejando grandes heridas en su contrincante. El monarca, que había apostado 37,000 rupias a favor del león, perdió la apuesta y tuvo que pagar lo acordado y declarar al tigre como 'Rey de los Felinos'. Atlas fue enterrado con honores de realeza y el tigre tuvo una jaula de honor en la colección de animales de Baroda. 

La prensa también dice que el monarca tenía intención de preparar una contienda similar a la anterior para aprovechar el anfiteatro. Esperaban enfrentar al tigre cuando se recuperara de sus heridas con un oso siberiano de 680 kilos, pero hay datos que confirmen que esa lucha tuviera lugar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario