MUDRA DHARMACHAKRA PARA EL EQUILIBRIO INTERIOR

Imagen Maureen Barlin
A menudo se representa a Buda realizando con sus manos el mudra Dharmachakra, que representa el giro de la Rueda del Dharma y se conoce también como el "gesto de enseñanza" o "del predicador". Los mudras son gestos simbólicos realizados con las manos con muchos significados, empleados en religión, danza, yoga y expresión corporal.

El mudra Dharmachakra recuerda el primer sermón del Buda después de la iluminación en el parque de ciervos de Sarnath, donde explicó las cuatro Nobles Verdades. Representa un círculo, un símbolo de continuidad y el flujo continuo de energía en el cuerpo y la unión de medios hábiles (upaya) y sabiduría o conocimiento (prajna).

Para formar el mudra, elevamos las manos a la altura del pecho y formamos un círculo con los dedos índice y pulgar (mudra Chin) de ambas manos, con el resto de los dedos estirados. Con la palma hacia afuera, se une este círculo de la mano derecha al dedo medio de la mano izquierda, que queda con la palma hacia dentro. En este vídeo de Gyan Bato explican de forma muy sencilla como realizarlo. 

La práctica habitual de este mudra aporta tranquilidad mental y mejora el equilibrio interior. Influye positivamente en el estado de ánimo y la actitud para enfocar la vida. También ayuda en la concentration y en la meditación, lo que lo convierte en una herramienta muy útil en la práctica del yoga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario