TÉ VERDE, EL GRAN ALIADO EN EL CONTROL DE PESO (DÍA INTERNACIONAL DEL TÉ)

Imagen nastya
Hoy se celebra en todo el mundo el 'Día Internacional del Té', la bebida más consumida del mundo después del agua. Los efectos beneficiosos y adversos de la infusión de las hojas del té sobre la salud se conocen desde hace 4700 años en China, donde está incluida como una de las 50 hierbas fundamentales de su medicina tradicional. También la ciencia del Ayurveda en India alaba y promueve la ingesta de varios tipos de té como fuente de salud.

El té se cultiva en climas tropicales y subtropicales en países como China, India o Sri Lanka, por citar algunos, y su color y sabor está no determinado tanto por el lugar de origen, sino por el momento de recogida y secado del brote y de la hoja. El té verde no ha sido oxidado (fermentado), más oxidado será de color rojo y completamente oxidado, será de color negro. 

Existen cinco tipos de tés verdaderos (negro, verde, blanco, Oolong y Pu Erh) además de tés a los que le añaden cítricos, canela, o sabores frutales y aromas florales. Por simplificación del concepto, también se llaman 'té' a ciertas infusiones de hierbas secas, como manzanilla, hibisco, rooibos, verbena de limón y menta. A diferencia del té que tiene cafeína y antioxidantes, estas infusiones pueden ser beneficiosas en otro sentido aunque carezcan de estos elementos característicos, y pueden ayudar a relajarse y conciliar el sueño.

El té más popular y más consumido del mundo es el verde, tan rico en cafeína y en catequinas que lo hacen una opción más que saludable a la hora cuidar el control de peso, además de ser una infusión de gran sabor que se puede tomar caliente o fría. 

La cafeína es un conocido estimulante que ayuda a quemar grasa y mejorar el rendimiento del ejercicio. Las catequinas son unos potentes antioxidantes desencadenan la liberación de grasa de las células grasas y aceleran la capacidad del hígado para convertir esa grasa en energía. 

Además de ayudar en el control del peso, el té verde puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y algunas formas de cáncer, así como favorecer la salud oral, efecto antihipertensivo, antibacteriano y aumentar la densidad mineral ósea, entre otros factores. 

Aunque el consumo de té está altamente recomendado para la salud, es aconsejable consultar a un médico si está pensando incluirlo en la dieta. El té también puede producir insomnio, especialmente si se toma de noche, acidez estomacal en algunas personas sensibles además de interferir en el resultado de algunos medicamentos. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones