IMPORTANCIA DEL OCHO EN EL HINDUISMO (Y CÓMO DESTRUIR UN ENEMIGO DE FORMA LEGAL)

Imagen Yogendra Singh
Es frecuente encontrar el número ocho (Ashta) en muchos aspectos del hinduismo. Ocho es el número de parámetros con los que el horóscopo mide la compatibilidad de una pareja, es el número de Krishna, el octavo avatar de Vishnu y son el total de puntas de la 'estrella de Lakshmi', la diosa de la fortuna, compuesta por dos cuadrados. El ocho se asocia con la riqueza y la prosperidad por ser el número de las formas de Lakshmi y Ganesha.

Ocho son los “superpoderes" principales adquiridos por una persona espiritual referidos en las antiguas escrituras: Aṇimā (hacerse muy pequeño), Mahima (hacerse muy grande), Garima (volverse muy pesado a voluntad), Laghima (muy ligero), Prāpti (adquirir cualquier cosa), Prākāmya (capacidad de realizar un sueño), Iṣiṭva (poder sobre toda creación), Vaśitva (control sobre los elementos). 

En la arquitectura tradicional de los templos, las cuatro direcciones cardinales forman el eje sobre el cual se construye el mismo. De ellas parten las ocho direcciones, que se cree que están protegidas por los ocho guardianes, o Ashta Dikpalas: Kubera (norte, dios de la riqueza), Yama (sur, dios de la muerte), Indra (este, señor de los cielos), Varuṇa (oeste, dios del océano) Isana (noreste, conocimiento y prosperidad), Agni (sudeste, señor del fuego), Vayu (noroeste, señor de los vientos), Nirṛti (suroeste, diosa de la pobreza y la corrupción).

Y si ocho eran las formas de Lakshmi, ocho también son los shaktis del Señor Vishnu: Sridevi (diosa del dinero), Bhudevi (diosa de la tierra), Sarasvati (diosa del conocimiento), Priti (diosa de la felicidad), Kirti (diosa de la fama), Santi ( diosa de la paz), Tusti (diosa del placer) y Pusti (diosa de la salud). Correspondiendo con ellas, están las ocho esposas principales del Señor Krishna llamadas asha-bharyas: Rukmini, Satyabhama, Jambavati, Kalindi, Bhadra, Mitravinda, Satya y Lakshmana.

Los antiguos Vedas mencionan que los asistentes de Indra, conocidos como Vasus, también son ocho en número: Dhara (la tierra), Anala (el fuego), Apa (las aguas), Anila (el viento), Dhruva (estrella del norte), Soma (la luna), Prabhasa (el amanecer) y Pratyusa (la luz).

Shiva es conocido por el nombre de 'ashta murthi' u ocho formas, ya que se presenta en ocho manifestaciones pacíficas y otras tantas terribles. El hinduismo enumera hasta ocho los sufrimientos o carestías que puede padecer una persona a lo largo de su vida, con el nombre de 'ashta daridras'.

El número ocho también está presente en el yoga gracias al ashtanga yoga o yoga de ocho partes: yama (control), niyama (reglas), asana (posturas), pranayama (práctica de respiración), pratyahara (retracción de los sentidos), dharana (concentración), dhyana (meditación) y samadhi (estado de autoabsorción).

Para terminar, recordar un antiguo dicho en sánscrito que dice que en ausencia de guerra, una persona puede vencer a un enemigo o acabar con él de forma legal si destruye parcial o totalmente el 'Ashta Digbhandhanam', es decir, los ocho segmentos de valor de la vida, que son: Kirti (éxito, reputación), buddhi (inteligencia, sabiduría), himmat (valor, voluntad), paisa (dinero), takat (poder, fuerza), jazbaat (emociones) y moralidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario