MADRÁS

Imagen Well-Bred Kannan (WBK Photography)
Elementos tan distantes como una región, un tipo de tela y una variedad especias comparten el nombre de Madrás, una palabra que evoca el color, el sabor y la riqueza cultural del sur de India.

Madrás (Madraspatnam) era una antigua región histórica en la que se hablaba tamil y telugu que incluía la totalidad de la actual Tamil Nadu, Andhra Costa, Rayalaseema, Telangana, la región de Malabar del norte de Kerala, y los distritos de Karnataka de Bellary, Canara del Sur y Udupi.

En 1956 hubo en India una importante reestructuración de los estados y territorios del país. Se llamó la ‘States Reorganisation Act’ o Ley de Reorganización de los Estados y en ella se dictó que los territorios que antes estaban agrupados por principados pasaran a estar organizados por lenguas. Aunque los años posteriores trajeron ajustes y la incorporación de nuevos territorios a la República India, esta ley sigue siendo el cambio más grande de los límites estatales desde que el país proclamó su independencia.

Después de la reorganización, la ciudad de Madrás pasó a llamarse Chennai y el estado, Tamil Nadu y así es como la conocemos en la actualidad. El resto de la región se dividió entre Karnataka, Kerala, Andhra Pradesh y Telangana.

Madrás también es el nombre de un tejido fino de algodón de buena calidad que tradicionalmente ha sido elaborado en la región y que se caracteriza por sus típicos dibujos a cuadros, hechos con tintes naturales. Los colonizadores británicos la comercializaron y pronto se hizo popular en Europa y África, donde llegó de la manos de los navegantes portugueses, 

Con esta tela se hacen todo tipo de diseños para hombre y mujer y es una de la favorita de los mejores diseñadores para confeccionar prendas de verano. Pueden ver todo tipo de prendas hechas con Madrás en este enlace de Pinterest.

No nos vamos de esta región sin probar el famoso curry de Madrás, tan picante que le dejará la boca echando fuego. Las altas temperaturas del sur son ideales para el cultivo del chile, al que le añaden cilantro, cúrcuma, pimienta, comino, mostaza, cardamomo, clavo, fenogreco, ajo y sal. 

La receta varía según la localidad y su elaboración ha pasado en las familias de generación en generación. Es fácil encontrar esta preparación ya molida o en tarros de cristal o en pasta y es el compañero ideal de las carnes blancas, dando a los platos un un color brillante y un rico sabor. 

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones