SEDAS Y MONUMENTOS EN CHANDERI

Imagen Saurabh Chatterjee
Hubo un momento en la historia, allá por el siglo XI en que Chanderi, en Madhya Pradesh, estaba rodeado de colinas, bosques ... y muchos enemigos que pugnaron por su trono.

Era un codiciado puesto militar situado en las fronteras de los reinos de Malwa y Bundelkhand, cercano a las rutas comerciales de la India Central y de los antiguos puertos de Gujarat. Peregrinos y viajeros han acudido desde siempre a visitar este importante enclave, tan próspero que su nombre se menciona en el Mahabharata en la época en la que Shishupal era el rey. 

Puertas, mezquitas,templos, tumbas, fortalezas ... La ciudad está repleta de monumentos históricos (nada menos que 375) datados entre los siglos XI y XVIII, testigos mudos de tiempos de bonanza económica y cultural y de otros menos buenos. Las tres religiones, hindú, jainismo e islam florecieron en la ciudad en el pasado, aunque el jainismo es el que atrae a más devotos actualmente a Chanderi.

Muchos de ellos acuden al Templo de Budhi (Viejo) Chanderi y al de Shri Jageshwari, uno de los más venerados de la ciudad, aunque el más popular de todos es el templo Chubisi, construido en 1836. No es tan antiguo como los de otros lugares de peregrinaje jainista de los alrededores, pero su fama es suficiente para atraer a decenas de miles de peregrinos cada año.

Los viajeros que visitan Chanderi no pueden irse de aquí sin una pieza de tela elaborada en la ciudad. La industria textil es famosa por su calidad y por su manufactura artesanal, en especial por los brocados y las muselinas. Los saris de seda y algodón creados aquí se distinguen por hermosos bordes , originalmente tejidos en exclusiva para la realeza.

Puede que también te interese ...

0 comentarios

archivo de publicaciones