EN HONOR A SHIVA: UN PASEO POR LAS CUEVAS DE ELEPHANTA


En una excursión de un día en ferry desde Mumbai se puede visitar las cuevas Elephanta, un lugar único de templos-cuevas excavadas en la roca, la mayoría hinduistas, situados en la isla Gharapuri. Los barcos se toman junto la Puerta de la India y solo tardan una hora en llegar.

Se cree que la 'Ciudad de las Cuevas' fue construida por el rey Krishnaraja de la dinastía Kalachuri a mediados del siglo VI. Está formada por un intrincado laberinto de tallas de dioses entre salas y pilares. Consta de cinco templos hindúes dedicados al Señor Shiva y dos cuevas budistas y estupas.

Destaca en el templo principal una impresionante representación de Shiva de 6m de altura en su forma de Sadhashiva, considerada la forma más elevada del dios. Aunque la imagen es un Panchmukhi o de cinco caras, solo tres son visibles, por lo que a menudo ha sido interpretado erróneamente como un 'trimurti' o tres caras. El prefijo sánscrito, sada, se traduce como "siempre" y "para siempre", razón por la que esta forma es percibida como eternamente pura y auspiciosa. 

La isla debe su nombre a los portugueses, que la llamaron así por un elefante de piedra ubicado en su orilla. Tras su derrumbe en 1814 fue trasladado por el gobierno británico al zoo Jijamata Udyan de Mumbai (Jardines Victoria), donde permanece desde entonces como fiel guardián de la puerta ornamental. 

Ann Rajkumari Jodhaa

No hay comentarios:

Publicar un comentario